(+Audio) Sexualidad y videoclip, entrevista a Jon E. Illescas

El videoclip es un arte, el problema radica en cómo se utiliza dicho arte; el mercado explota la sexualidad para cautivar cada día más a los jóvenes. Tanto el cuerpo de la mujer como el del hombre actúan como señuelos para elevar la audiencia, las nuevas expresiones musicales están cambiando el sentido de los videos, sus contenidos muestran la descomposición cultural y social de la industria.

La alienación sistémica a dichas expresiones culturales proyectadas desde lo audiovisual ahoga aquellas expresiones alternativas que cuestionan al sistema; lo que fue MTV en sus inicios como impulsor del videoclip hasta lo que se convirtió hoy en día es un claro ejemplo. El capitalismo demuestra nuevamente que es un sistema en plena decadencia.

A continuación presentamos una entrevista realizada al Doctor en Sociología y Comunicación y Licenciado en Bellas Artes, Jon E. Illescas, autor del libro “La Dictadura del Videoclip. Industria musical y sueños prefabricados”:

-Las mujeres en los videoclips: ¿una pieza para el éxito?

-Desde luego las mujeres son una pieza para el éxito, por supuesto que sí, ¿Por qué? Porque su cuerpo, la atracción sexual que genera, es muy importante para traer la atención del joven espectador, del joven adolecente; no sólo en el caso de los chicos, sino también de las chicas por su mayor plasticidad sexual y luego, por otra parte, tanto en el caso de chicos como de chicas cualquier imagen de carácter sexual, la perciben un 20% más rápido que cualquier otra de otro tipo, sea un mar tranquilo, escena de naturaleza, cualquier imagen que pueda ser positiva la ven un 20% más lento, por tanto, en un mercado audiovisual de competición increíble como puede ser YouTube, pues es muy importante que esas mercancías audiovisuales capten la atención del espectador. Por tanto, un modo de asegurarse de que el espectador va a ver todo el metraje es atolondrándolo con estímulos de carácter sexual que esto en la adolescencia pues evidentemente es una bomba de relojería, porque es la época de nuestras vidas donde mayor producción hormonal relacionado a la sexualidad tenemos.

-¿Qué género utiliza más el cuerpo de la mujer?

-No hay ninguno en concreto, porque lo fácil sería decir el reggaetón o algo así, pero esto no es cierto, simplemente cualquier tipo de género que esté ahora mismo en boga de la música mainstream van a utilizar el cuerpo de la mujer, pero también recientemente el del hombre y, por otra parte, hay que destacar que los géneros que más utilizan la industria musical, el gran capital, son los géneros que utilizan música programada básicamente por ordenador. ¿Por qué? Porque esa música es mucho más económica para los empresarios, para cualquier inversión, por tanto, el retorno del capital es más fácil que utilizando música donde haya diversos instrumentistas porque hay que pagar seguro de instrumento, hay que pagar giras, hay que pagar más horas de trabajo, son músicos especializados, hay que pagarles más, etc. Entonces, resumiendo, cuerpo de la mujer en toda la industria, pero además en géneros que están en boga por razones económicas, no porque se ponen de moda, o le gusta más a la gente joven, esto no tiene absolutamente nada que ver porque es una industria piramidal donde hay una lógica económica muy fuerte; entonces tanto el cuerpo de la mujer, la sexualidad, el cuerpo del hombre también cada vez más, como el tipo de música que se selecciona, obedece a una razón, a una lógica económica que es la rentabilidad del capital.

-¿Por qué dices que el cuerpo del hombre recientemente está siendo utilizado? 

-Por la sencilla razón de que cada vez está siendo más utilizado. Antes, hace 30 años, 20 años, en los videoclips musicales no había prácticamente ningún hombre, por ejemplo,  que enseñara el torso desnudo o que hiciera halago de sus atributos sexuales, quitando que fuera guapo o algo así. Pero cada vez más aparecen hombres ligeros de ropa, aunque la proporción todavía sigue siendo aplastantemente mayoritaria para el cuerpo de la mujer, pero cada vez se estrechan las diferencias. Al día de hoy si analizamos los 500 videoclips más vistos en la primera década de existencia de YouTube, lo que nos encontramos es que por cada cuerpo de hombre que sale parcialmente desnudo en bañador o con ropa interior, aparecen 2,5 cuerpos de mujeres; pero hace 20 o 30 años las mujeres que salían prácticamente desnudas eran menos pero la diferencia con respecto a los hombre era mayor, porque era que los hombres ni aparecían. Quitando algunos géneros como el reggaetón, es muy importante que el cantante masculino sea lo más atractivo posible, si no ¿cómo se puede explicar por ejemplo el triunfo de Justin Bieber? Por cierto, la segunda cuenta más seguida enTwitter del mundo, pero si atendemos a la primera cuenta más seguida que es Katy Perry, que es una cantante que tiene también atributos sexuales muy importantes, entonces la sexualidad y el atractivo es esencial hoy en día para la industria del mainstream, la industria musical del pop, del pop que llega a las mayorías. Grandes artistas que triunfaron en el pasado hoy en día no tendrían cabida en la industria porque los gerentes de la industria jamás apostarían por ellos, y estamos hablando de gente como Michael Jackson, Prince, Bonnie Tyler, Queen, muchísimos grupos que por sus físicos jamás hubieran recibido apoyo del gran capital y esto lo tenemos que entender. Por ejemplo, el caso de Justin Bieber también de nuevo es paradigmático, porque Justin Bieber al principio se dirigía hacia un nicho de mercado de jóvenes adolescentes, incluso prácticamente niñas, pero cuando su público creció, tuvo que adaptarse a su nuevo público que pedía más carne, más sexo, más atractivo sexual y por eso la empresa le dijo que tenía que hacer entrenamiento, ir al gimnasio, ya tener un cuerpo de hombre musculado, el cuerpo que potencia la industria y le gusta a un porcentaje importante mujeres jóvenes. Entonces él tuvo que cambiar su cuerpo precisamente por requerimientos de la industria musical, del gran capital; entonces fijaos hasta qué punto es importante la hipersexualización cada vez mayor del cuerpo del hombre, que, y vuelvo a reseñarlo, todavía dista mucho de la hipersexualización del cuerpo de la mujer, pero la tendencia es a ir igualándose,

-¿Suprimiendo la sexualidad desaparecerían los videoclips?

-No, por supuesto que no y de hecho no es estar en contra de la sexualidad, sino de una sexualidad simplemente entendida de cara a servir de cebo para enganchar a los jóvenes y publicitarle los contenidos, no sólo del videoclip sino también del  producto placement que diversas compañías introducen en el video para anunciar sus marcas de ropa, de tecnologías, de lo que sea, entonces por supuesto que no debería, porque habría una sexualidad más rica en matices y colores, pero además hay videoclips que no hablan simplemente de sexualidad; pero estamos hablando de los videos mainstream que lo utilizan mayoritariamente. Por supuesto, los videoclips pueden hablar de cualquier otra cosa, hablar de la naturaleza, pueden hablar de la crítica al capitalismo, pueden hablar del amor, pueden hablar de mil cosas. El videoclip en sí mismo es una herramienta, es un producto artístico que puede tener infinidad de posibilidades, el problema es que dentro de la industria del pop regida por el gran capital de la música, pues cada vez tiende a ser más monotemática. El problema no es la sexualidad, el problema es el funcionamiento de estas empresas, la estructura piramidal que tiene como cualquier otra grandísima empresa capitalista, este es el problema. El problema es que su objetivo es ganar dinero; y por eso en mi libro “La dictadura del videoclip” lo que hablo es como esa lógica impregna toda la producción del videoclip y la industria en el pop, como seleccionan los artistas, las temáticas, que tipo de sexualidad se venden, principalmente también de origen público heterosexual que es el mayoritario. Entonces esto es lo importante, no que hable de la sexualidad, sino como la trata.

-¿Qué piensas del tema musical “Cuatro Babys” de Maluma y del auge del Trap y el contenido sexista que este promueve?

-Opino que hay videoclips mucho peores que el de Maluma y no se ha dicho ni una sola palabra de ellos y opino que en diversos casos, todos estos artistas del trap y del reggaetón provienen de entornos muy degradados, donde hay mucha pobreza y donde el tráfico de droga es muy importante; de hecho, algunos artistas que emergen de este escenario, muchas veces incluso sus primeros discos están financiados directamente por narcotraficantes que poseen sistemas de discotecas, etc, donde pinchan sus canciones, no digo en el caso de Maluma, que en concreto lo desconozco si es así  o no, pero sí hay casos de raperos famosos, raperos conocidos que empezaron con discográficas que lavaban dinero del narcotráfico; entonces, esto es muy importante que lo tengamos en cuenta, de dónde procese el capital que financia a estos artista y cuál es el entono socio cultural, socio económico que tiene esta gente joven que les influyen a la hora de imitar esa música, que creen que está de moda, que está de moda porque el gran capital las financia etc., y como, por ejemplo, el gran capital que controla la industria de la música margina otras expresiones populares contestatarias que critican al sistema de las grandes discográficas.

-¿La influencia de estos ritmos en los jóvenes latinoamericanos y caribeños llevaría a estas sociedades a un colapso cultural?

-Más o menos el mismo colapso que pueda haber en cualquier parte del mundo. Si uno analiza las canciones más consumidas por los jóvenes de todo el mundo encontraremos sorprendentes coincidencias, por ejemplo, hace poco el mismo número uno de Venezuela era el número uno en Alemania y me parece que también en Turquía; un país que está muy alejado tanto de Alemania como de Venezuela, por tanto, cada vez estamos hablando de un olimpo de dioses y diosas manufacturados que son estas estrellas de pop más transnacionales; de hecho podemos encontrar cantantes latinos, por supuesto financiados por el gran capital en listas en Alemania. El colapso cultural depende de las sociedades, el colapso, es un colapso sistémico de la sociedad del mundo capitalista; dependerá de si somos capaces de trascender, de superar esta sociedad, o por el contrario nos quedamos en ella y cada vez más nos vamos pudriendo culturalmente. Yo pese a los peses soy optimista y creo que todavía hay muchos jóvenes que tienen sentido crítico, también que están generando otro tipo de música, pero sin pasar a una sociedad socialista es imposible que estas producciones diferentes, estas producciones contra hegemónicas lleguen al público mayoritario. Entonces, hay una lucha cultural que también es una lucha cultural y política y que es una lucha global, no es ni en Latinoamérica, ni es en Europa solo, ni es en Asia, es una lucha global en la que todos estamos absolutamente interconectados. Precisamente por ese gran mercado capitalista internacional que nos unifica y hace que las acciones de uno tanto a la hora de producir como a la hora de consumir estén entrelazadas de personas que no se conocen en sitios muy distantes del planeta y eso es un progreso del capitalismo. Ya no estamos en nuestras pequeñas aldeas, en nuestras sociedades autárquicas, ahora el siguiente paso es conseguir una democracia de verdad, una democracia internacional, una democracia política y económica porque de lo contrario simplemente seremos piezas subyugadas al capital internacional. También y especialmente en el área cultural donde hay que recordar más del 92% de los videoclips más consumidos los controlan simplemente tres grandes compañías multinacionales, por cierto, cada una de una nacionalidad diferente, al final las nacionalidades cada vez van a importar menos, van a ser como comarcas en lo que es el plano del mundo, en un mapamundi.

-¿Cuáles son esas tres grandes compañías multinacionales?

Las tres grandes compañías son Universal Music que es francesa del conglomerado Vivendi, Sony Music que es japonesa de Sony Corporation y por ultimo Warner Music que es de un conglomerado, no tiene nada que ver con Warner Bros porque ya está afuera, pero es mayoritariamente estadounidense, es la más pequeña; de todos modos todas tienen interconexiones con los principales poderes del mundo y sobre todo con Estados Unidos.   

-¿Cuál es el futuro del videoclip bajo esta sociedad?

Bajo esta sociedad actual capitalista que tenemos, el videoclip cada día irá más hipersexualizándose en un camino sin retorno, irá hipersexualizándose, objetualizando el cuerpo de la mujer cada vez más de un modo más agresivo, también el cuerpo del hombre, y todo con un tono agresivo, violento; será cada vez más pornográfico, puede ser incluso gay en un punto, a lo mejor dentro de 10 o 15 años, donde se pasen directamente a una especie de un videoclip porno, como un porno erótico no explícito, donde las estrellas del pop tengan o finjan tener relaciones sexuales, como ya ocurre por ejemplo como estrellas como Rihanna que agarra algunos fan en los conciertos e imita que está realizando el coito. Pues esto cada vez es más explícito, lo cual también para los jóvenes le da una influencia un poco negativa, porque no es una forma de entender el sexo responsable o relacionado con las relaciones humanas, sino, es algo codificador, agresivo que los aliena; entonces cada vez tendremos un video clip más agresivo, alienante, bueno, a no ser que nosotros lo evitemos. La pelota está en nuestro tejado y ya sabemos lo que la industria es capaz de ofrecer, cada vez nos la está demostrando más; ahora es el turno nuestro de decidir si estamos de acuerdo con esto o no, y la única forma es cambiar la sociedad porque otro video clip ya existe, otro video clip maravilloso, pero con esta sociedad será imposible llegar a las mayorías y que puedan combatir en pie de igual con estas producciones vacías y cada vez más cosificadoras que tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: