Ocho poemas de Kathie Hernández

1

Una inquietud duerme sobre maletas

Busca salir del hastío Con palabra voladoras que viajan en aviones verdes

En forma de lechuga

Aquí ya nadie piensa en posibles revoluciones Después del comandante

Y aun así sueñan sobre el asfalto húmedo

Un día de estos me iré por el palacio

Escribiendo Notas melancólicas

Y le diré a las aceitunas

Entre risas rojas que alguien

Está esperando respuestas.

 

 2

Una inhalación de olvidos y recuerdos

Danzan por el sistema nervioso De la negra

Un viaje al pueblo que tiene abanico y ventilador como bandera

Donde hay una quemadura de segundo grado

Que no cicatriza

Y alguien sudoroso escribe

Sobre efímeras presencias de besos sin respuestas

Sobre eso y otras cosas se construyen historias de amor

Y la vida de algunos poetas, huyámosle…

 

3

Soy un Triángulo isósceles

La fotografía blanco y negro

El café negro que acompaña los desayunos

La mirada hacia el sur porque el norte me da migraña

No pretendo ser novia de muchos, solo de varios al mismo tiempo

Soy la egolatría de un artista inglés que fracaso por miedo

SOY la que escribe desde el cuarto porque las ideas están en mi almohada

SOY las risas de los recién nacidos antes de la vacuna

SOY melancolía los días lluviosos y muchas canciones de jazz y soul de los 70

SOY mi propio miedo, la Persecución sin estrategia La noche con Súper luna que nadie entiende que es pero la postea en las redes

SOY el cangrejo del signo zodiacal, por eso lloro al final de las películas del agente 007

SOY la cultora de los sueños mojados, todo esto y lo que Mato la burocracia

 

 4

Camino sobre hojas secas

Busco paisajes coloridos sobres tumbas abiertas

Corro los maratones del deseo Emocional

Canto, canto, como quien no quiere la cosa

Sonrió alegórica y fantasmal

Con mariposas en el páncreas

Y así le hago el amor a mi guerra.

 

5

ELLOS ESTAN TRISTES

Ellos están tristes porque la minería ecológica no existe

Ellos están tristes porque los precios del petróleo bajaron y los medios de producción no estaban preparados

Ellos están tristes porque el líder de la revolución murió y ahora es que empieza la lucha

Ellos están tristes porque las niñas se besan en honor a ellos

Ellos están tristes porque manuela se quedó sin palma

Ellos están tristes porque ayotsinapa perdió 43 hermanos y pocas voces se alzan

Ellos están tristes porque muchos ríen al hablar de agricultura urbana

Ellos están tristes porque la juventud es exiliada

Ellos están tristes porque marx y egels tenían razón el materialismo es la consecuencia de los fenómenos sociales

Ellos están tristes porque cerati murió en caracas y no en buenos aires

Ellos están tristes porque son contados los que accionan y muchos los que pregonan comunismo y socialismo

Ellos están tristes porque la izquierda es el sur pero no es suficiente

Ellos están tristes porque como muchos temen que la lucha sea una utopía.

 

6

LA ULTIMA VEZ QUE CREI VERTE

Era una tarde de domingo

Un café y una mirada perdida

Entre un mar de gente

2 cuerpos flotando en la desesperación de la esperanza

Dándose cuenta que no hay suficiente olvido

Detrás de otras pieles, detrás de los humos

Dentro de un shot de ron añejo

Hoy recuerdo como una necesidad primera

Tú presencia

Me abrazo a tu sonrisa durante las noches frías

Le pongo tu segundo nombre a la puerta de mi casa

Me tropiezo todas las madrugadas con unas palabras

Tuyas y te digo: Amor, el olvido no existe, solo se distrae.

Entonces prefiero seguir amándote.

 

7

De regreso a casa

Una niña llora al final de la escalera

Una puerta abre sin llaves

Las flores amarillas del sur, ramifican el alma

Hay grietas sobre la mesa

La casa está vacía.

 

8

Corazón a media asta

Hoy barra libre

Para el enamorado que

Olvido a su amada y

Se trasnocho en la vagabundería

 

Alerta, alerta fondo blanco

A la promiscuidad

Que ahora viene al detal y en grandes

Cantidades, pero tranquilos consumidores

Esta noche abra 2X1 de amor

Y se fía hoy

Y se paga en los próximos días.

 

Auto-biografía

 

Estudiante de la universidad bolivariana

Nacida y criada en la ciudad de la furia salvaje “Caracas”

Oliendo a cacao y torta negra…

Melómana y bici adicta  las 24 -7

Escribo durante las lunas llenas y vacías

Para justificar la literatura absurda y transgresora.

Creo fielmente en los procesos revolucionarios y en la poesía

Que no se vende en lugares comunes algo como lo que hacia

El chino Valera Mora y Roque Dalton y Oliverio Girondo

Ir por la ciudad destilando lo que uno cree que es poesía.

Pertenezco al colectivo poético cultural criticarte y al colectivo Condimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: