El renacer de la cinta de audio

El cassette de audio está viviendo actualmente un notable resurgimiento. La prueba es que en los últimos años ha estado vendiendo más y más, especialmente en los Estados Unidos: +74% en 2016, o 129.000 copias. Esto no es mucho comparado con los 13 millones de vinilos vendidos durante el mismo período, pero aún así, cuando vemos a Paul McCartney, The Weeknd o Daft Punk  lanzar piezas inéditas o sus más recientes producciones en este formato, podemos concluir que el fenómeno es cierto y va en crescendo.

La cinta tiene argumentos para convencer. No cuesta mucho dinero producirla (su costo de fabricación es de casi $2) y sigue siendo muy barata (se vende entre 6 y 9 dólares por unidad).

“Hemos realizado cassettes para un montón de proyectos, especialmente para artistas emergentes. Funciona bastante bien en el stand de merchandising al final de los conciertos. Es un pequeño objeto, un fetiche, como puede ser un póster”, explica Agniezka Gérard (Secretly Group), para el periódico Le Point.

Mientras que las tiendas de discos admiten que el retorno del cassette sigue siendo un fenómeno marginal, un pequeño grupo de entusiastas alaba sus virtudes.

“Muchos coleccionistas y cazadores de vinilos apuestan hoy día por la cinta. Y es que hay artistas y estilos de música que solo fueron editados en cassette y eso es grandioso. En cuanto a la calidad, la cinta tendrá menos daño y mejor sonido si se mantuvo cuidadosamente guardada en su caja y en un buen entorno ambiental”, comenta Fabrice Géry, fundador del sello indie Akuphone .

El Día de las Tiendas de Cassettes

Como resultado de este creciente interés por el formato, el Dj inglés Jen Long, de la famosa BBC Radio 1 , junto a varios sellos independientes ingleses, crearon en 2013 el Cassette Store Day. En este día, los artistas ponen a disposición gran variedad de títulos inéditos, novedades, reediciones y rarezas. Recordemos que el Cassette Store Day se celebra cada año en Estados Unidos, Reino Unido, China, Japón y Francia.

Mucha gente critica el cassette pues el sonido de las cintas no es cristalino, se escucha un siseo  suave y se pierde calidad a medida que se reproduce. Otros afirman que la calidad de los cassettes es mucho mejor de lo que señalan los escépticos, siempre y cuando se utilice una cinta de buena calidad. En la práctica, el cassette dura muchísimo más tiempo que un CD, ya que este último se oxida más rápido quedando totalmente ilegible.

El único problema con el cassette es que no se volvieron a construir reproductores, y Sony, el gran fabricante japonés, ya no produjo más el Walkman  desde 2010. Pero un renacimiento no es imposible mientras las ventas sigan en alza.

De Noesfm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: