“La aldea me dio su alma. Yo di mi alma a la aldea” ensayo sobre Manuel Felipe Rugeles Cacique

El paisaje era como un verso de poesía que se crea a sí mismo.
Virginia Wolf. 

Verde que te quiero verde. Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar y el caballo en la montaña.
Federico García Lorca. 

La mitad de la belleza depende del paisaje
y la otra mitad del hombre que la mira.
Lin Yutang.
 

Manuel Felipe Rugeles

Manuel Felipe Rugeles. Nace en San Cristóbal, capital del estado Táchira, Venezuela, el 30 de agosto de 1903.

Su padre Manuel Salvador Rugeles, su madre Ana Rita Cacique. Su esposa Ana Mercedes Azuaje.

Poeta, ensayista, periodista y político.

Cursa estudios de primaria en el colegio Alemán y la secundaria en el liceo Simón Bolívar, en San Cristóbal.

 -1925. Permanece en su ciudad natal hasta la edad de veintidós años, cuando enrumba su destino a Caracas.

Como consecuencia de sus escritos publicados en el diario maracaibero Excelsior (1923-1941) dirigido por Octavio Luis Criollo, del cual Rugeles es el Jefe de Redacción, es apresado y encerrado en el Castillo San Carlos durante cuatro años, en la dictadura gomecista.

-1929. Se va al exilio en Bogotá, Colombia, donde se desempeña como Secretario de Eduardo Santos, fundador y director del diario El Tiempo y quien llega a ser presidente liberal de Colombia.

-1931. 22 de marzo. Es uno de los firmantes del Plan de Barranquilla; documento y análisis rubricado por los exilados políticos venezolanos del gobierno de Juan Vicente Gómez que se encuentran en Colombia. Se critica al gomecismo, a las empresas transnacionales, al caudillismo, al  latifundio y al capitalismo.

-1936. Al morir el dictador Juan Vicente Gómez, Manuel Felipe Rugeles regresa a Venezuela, donde ejerce diversos cargos.

Secretario del Ministro de hacienda.

Diputado a la Asamblea Legislativa del estado Táchira.

Director de la revista El Agricultor Venezolano.

Director del diario Crítica de Caracas.

Director del gabinete del Ministerio de Agricultura y Cría.

Director del gabinete de Hacienda.

Director de la Oficina Nacional de Prensa.

-1948. EE.UU. Washington. Es Secretario de la delegación venezolana ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

-1951. Argentina. Es Consejero cultural de la Embajada de Venezuela en Buenos Aires,

-1953.  Director de Cultura y Bellas Artes del Ministerio de Educación. Caracas.

-1953-1957. Director de la Revista Nacional de Cultura (1938).

Fundador y director de la revista infantil Pico-Pico.

La Generación de 1930, con Pablo Rojas Guardia, Alberto Torrealba y nuestro poeta Manuel Felipe Rugeles, es una de las primeras que en Venezuela se detiene en el mundo poético infantil.

No se ha podido ubicar la obra literaria de Manuel Felipe Rugeles con exactitud en un único contexto, en un movimiento particular o en una generación literaria determinada.

Pedro Díaz Seijas, miembro de la Academia Venezolana de la Lengua y, correspondiente de la Real Academia Española, lo emplaza en la Generación del 28.

El poeta y escritor trujillano Pedro Pablo Paredes lo ubica en la Generación del 18.

Manuel Felipe Rugeles, en cuanto constructor de poemas, se sitúa, muy inteligentemente, a igual distancia del esmero orquestal modernista y las libérrimas estructuras establecidas por el vanguardismo (…) Es quien mejor plasma estéticamente los ideales de la Generación del 18: exaltar lo esencial venezolano. Pedro Pablo Paredes.

Juan Liscano, Miembro de la Academia Venezolana de la Lengua, lo sitúa a igual distancia entre el Modernismo y el Vanguardismo.

Su verdadera vocación lírica lo inclina hacia lo popular, lo romántico, inclusive lo discursivo (…) Cantor de inspiración fácil, cordial, bohemio y reverente a la vez, en sus letras predominan las utilizaciones folklóricas, el color regional, las canciones, los romances, cuando no la poesía elocuente. Juan Liscano.

 Rugeles está, entre los poetas que aunque no profesaba en sí el evangelio del grupo Viernes, colabora en sus publicaciones.

 Escribe con un regionalismo depurado en una mirada íntima del paisaje andino, recreándose en la llaneza de la montaña y el recogimiento del aldeano, cantando al trabajo y a la vida del campesino en un ambiente preñado de leyendas, animales, valles, labriegos y la frescura de la vegetación de los Andes venezolanos, el territorio de montaña y su sosiego. Celebra los lindantes andinos en torno de la ciudad y la claridad del cielo.  Con un valor visceral de la metaforización, lo temporal y lo intemporal unidos, sin extranjerismos ajenos al castellano.

Un lenguaje apegado al diáfano casticismo hispanizante. Un neo-nativismo que incorpora elementos vanguardistas que buscan la estilización de la copla y la décima populares; se compromete con una mayor subjetivación del paisaje, con un rescate de la nación y con el americanismo.

Se inicia desde la perspectiva criollista con sus diversos matices, paralela al viernismo sin oposición dialéctica hacia él.

Es la cotidianidad de las montañas y sus labores agrarias; la naturaleza la protagonista que maneja como telón de fondo. Rechaza lo exótico, apegándose a la tierra nativa. Sentimientos vernáculos y personajes sencillos.

 

La de Manuel Felipe Rugeles es una de las obras poéticas de más lograda circunferencia en las letras de America Latina.  Orlando Araujo.

 

 

Si algún poeta pudiera hallársele, a cualquier hora, en la actitud eufórica y armoniosa del agua que fluye cristalina, ese poeta será Manuel Felipe Rugeles.  Jacinto Blanco Fombona.

 

-1937. Cántaro.

 

Vamos a entrar cantando

hasta encontrar la hebra

del primer trino en algún árbol.

Vamos a entrar despacio

hasta el follaje denso

donde el sol llega apenas en jirones

dorando la tierra y las raíces de los cedros.

 

Tu presencia y la mía

en el bosque la esperan hace tiempo los pájaros.

Tu presencia y la mía

 

-1939. Oración para clamar por los oprimidos.

 

El agua,

el aire,

el sol

y el pájaro del alba,

desde la sombra

aman tu presencia

en la tierra.

 

Es tu poema.

Gracias damos a Ti porque en él dejas

la armonía y la luz de tus palabras:

el agua,

el aire,

el sol

y el pájaro en el alba.

 

-1940. Dorada estación.

 

Y aquel Antonio Machado,

de soledades lejanas.

El clavel de los domingos

siempre abierto en la montaña.

Y la plaza con un sol

 y la niña en la ventana.

Las violetas de la Ermita

que adornaban tu solapa,

y el agua dulce del río

que hoy no alegra tu garganta

 

-1942. Errante melodía.

 

Este hombre es el mismo que conocen los siglos.

Vencedor o vencido, filósofo o esclavo,

justo o impenitente, conforme o vengativo.

 

         Este hombre es el mismo

que ha tirado el guijarro o ha asomado la venda,

que ha escondido el puñal o ha cortado la rosa,

que ha erigido el patíbulo o ha apagado la hoguera.

        

         El que avivó la ira o prendió la alegría;

el que vistió la púrpura o el que anduvo desnudo

o lloró frente al mar o atizó la tormenta.

 

-1944. Aldea en la niebla. Editorial Caribe, Ediciones Arco Iris. Caracas.

 

En mi aldea

cuando niño nunca creí en otra aldea,

nunca soñé en otra tierra.

        Recortaba sus crepúsculos

y apacentaba sus nieblas.

        Cristales me daba el río

pájaros me dio la huerta.

        Con un caracol de monte

vida tuvo una flor nueva.

        Preso entre cuatro horizontes

 pasé mi niñez entera.

        Después descubrí un camino

Nacido al pie de mi aldea.

 

-1945. Plenitud.

 

-1946. Puerta del cielo. Editorial Librería Voluntad. Bogotá-Caracas.

 

-1947. Luz de tu presencia. Editorial B. Costa-Amic. México.

 

-1947. Coplas.

 

Este pueblo de montaña

tiene amor y despedida

con un samán a la entrada

y una acacia a la salida.

 

-1947. Canto a Iberoamérica. Por este poema es premiado en los Juegos Florales Iberoamericanos en México.

-1948. Memoria de la tierra.

Desde una traza desoladora se acerca a la ciudad:

Es ésta ciudad

de los muertos. Los muertos no llorados.

No recogidos. No enterrados. Muertos

que se pudrieron en la sombra, junto

a la casa y al árbol y a la fuente

de piedra milenaria. Sólo muertos

que de un límite a otro de la tierra

quedaron a su hora abandonados

como estiércol regado entre la yerba,

entre la paja seca, sin rocío,

quemada por el ala del arcángel

rebelde, sin piedad, bajo los cielos.

Elegía a una ciudad muerta.

 

-1950. ¡Canta Pirulero!

 

Luz de la mañana y verde

mansedumbre en todo el campo.

Luz de la mañana y verde

mansedumbre en todo el campo.

Suelta la vieja copla

sobre los lentos rebaños.

 

¡Ay, la vaquita de ordeño

tan mansa, tan silenciosa!

¡Cómo lame al becerrito

y como mueve la cola!

 

Panzuda y con esos ojos

claros que el cielo retratan

¡ay, cómo todas las tardes

vuelve del campo a la casa!

 

¡Ay, la vaquita e ordeño

con las dos orejas  blancas

y un lucerito en la frente!

¡Parda piel y negras manchas!

 

¡Ay, la vaquita de ordeño!

 

-1951. julio – octubre. Poetas de América cantan a Bolívar. Antología. Publicaciones de la Embajada de Venezuela en Buenos Aires, Argentina. Pellegrini Impresores.

Y así los poetas han hecho, un poco de ensayo, de biografía, de historia. Sus versos constituyen algo más que un simple fresco decorativo en el pedestal de la gloria bolivariana: son fragmentos del pensamiento americano – y universal- cuyas ideas se expresan en imágenes.

Manuel Felipe Rugeles. (prólogo).

-1952. Lo popular y lo folclórico en la Táchira.

-1953. Sentido emocional de la patria.

-1953. Evocación geográfica de la isla de Margarita. Ediciones de la Dirección de Cultura y Bellas Artes del Ministerio de Educación. Caracas.

Escrito en forma de plaquettes:   el primer número de septiembre de 1953 de la Dirección de Cultura y Bellas Artes de este ministerio, está dedicado al poeta Manuel Felipe Rugeles, su actual director para la fecha.

Evocación geográfica de la isla de Margarita, lo escribe deslumbrado por el ámbito marino que rodea la histórica isla venezolana. Una mirada poética seducida por las maravillas de esta tierra insular, en un vehemente ardor por penetrar las entrañas de sus misterios, su mágica mirada al mar, en sus resonancias heroicas, en sus vivencias tradicionales, en las luces y sombras de sus paisajes.

Y estás erguida y pura, con tu aire

celeste, bajo el sol, siempre mecida

en tu hamaca de olas que se azulan,

se verdean, se dotan, se enrojecen,

se tiñen de amatista, se coloran

de malva o de violeta y cobran ritmo

de guzla enamorada,

de guarura salvaje,

de organillo

con músicas remotas, interiores,

de tambor golpeado

sordamente,

en primitiva selva.

Llanto y júbilo

cambiante de ese mar que te aprisiona

sobre el oro de la arena fina

extiende el alba de su cal de espumas.

 

En La Restinga o Fuerte de Santa Rosa de la Eminencia del siglo XVII.

 

Horas de La Restinga. Verdes horas

totales. Limpio espejo de la aurora.

Cómo el amanecer cantan los pájaros

en la ribera azul de los manglares.

El rojo vivo de las corocoras

enciende el corazón de la laguna

y hace de fuego el musical zafiro.

Horas de La Restinga en el costado

de la Isla más isla de las islas

que coronan la frente del Caribe.

El valle azul con su riachuelo breve

de La Asunción, y junto al agua del pueblo.

Casas viejas y anchos patios

de sonoros aljibes.

El castillo de piedra

fortaleza de antaño.

Y yedra en el tejado. Sobre el muro

yedra también. Y cielo con ventana

que mira al fondo de una edad ya muerta.

 

-1954. Cantos de sur y norte. Poemario por el que recibe el Premio Nacional de Literatura.

 

Se estremece el trigal con la neblina

y es azul, tan azul que no parece

trigal, sino una ola que se empina

cuando el aire de súbito lo mueve.

(…)

Al viento se lleva en el voleo

la corteza del grano ya maduro

lo sigo, lo persigo, lo deseo.

 

-1955. Todo lo que está en la vida es mi vida.

-1959. El poeta Manuel Felipe Rugeles, fallece el 4 de noviembre, a los 56  años, en la ciudad capital Caracas, Venezuela.

Tal es el precio de la vida hermano: echar un barquichuelo en la quebrada, echarlo de mañana, bien temprano, luego irse con la tarde alucinada y estarse con la luna de la mano para caer en cuenta de la nada. Pedro Pablo Mora.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: