Disidencia Controlada ¿a quién sirve?

Antes de meternos en la cuestión del artículo, deberemos saber qué es la disidencia controlada; la disidencia controlada son aquellas organizaciones o colectivos de presunta izquierda que son financiadas y controladas por el sistema para canalizar el descontento popular hacia una respuesta menos activa y paliar posibles focos de resistencia y/o rebelión.

En el Estado Español, TODOS los partidos parlamentarios de “pseudo-izquierda” son Disidencia Controlada;  pese a las condiciones  de miseria, descontento popular, crisis sistemática, corrupción y muchos más etcéteras, ninguno llama a filas para la insurrección popular o la desobediencia, simplemente hacen brindis al Sol de medidas nulas o insuficientes para que la gente piense que hacen algo, pero esas medidas no sirven ni de parches para el sistema; por ejemplo: hacer una normativa en los ayuntamientos para que la Policía Local no vaya a los desahucios, cuando la policía local NO tiene potestad para ir a un desahucio,  ya que de eso se encarga la Policía Nacional.

El pueblo, por su falta de militancia y/o conciencia de clase, aplaude esas medida insuficientes, llenando las salas en sus mítines en los cuales sólo sueltan pedanterías, y como siempre, no van a la raíz del problema, siempre salen con la promesa de “cambiar el sistema dentro del sistema”, o lo que viene a ser, acomodarse en su poltrona y cobrar sueldos desorbitados sin hacer nada.

La Disidencia controlada es un peligro para la lucha, son personas que aparentemente luchan en tu trinchera, pero a la más mínima cargan contra ti. No se debe dejar de luchar por todo esto, al revés, la lucha diaria es primordial para desenmascarar al oportunismo financiado y volver a los caminos verdaderos, a los caminos de la lucha de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: