Historia y poemas de una lucha de clases

Del libro “Historia y poemas de una lucha de clases”

 

Por: Roque Dalton

 

(Poemas seleccionados)

 

SOBRE NUESTRA MORAL POÉTICA

 

No confundir: somos poetas que escribimos

desde la clandestinidad en que vivimos.

 

No somos, pues, cómodos e impunes anonimistas:

de cara estamos contra el enemigo

y cabalgamos muy cerca de él, en la misma pista.

 

Y al sistema y a los hombres

que atacamos desde nuestra poesía

con nuestra vida les damos la oportunidad de que se cobren,

día tras día.

 

POETICUS EFICACCIAE

 

Podréis juzgar

la catadura moral de un régimen político,

de una institución política

o de un hombre político

por el grado de peligrosidad que otorguen

al hecho de ser observados

por los ojos de un poeta satírico.

 

SOBRE LA PLUSVALÍA

o

el patrón le roba a dos en cada obrero

 

Los oficios domésticos de la mujer

le crean al hombre el tiempo

para el trabajo socialmente necesario

que no se le paga completo

(la mayor parte de su valor

se la roba el capitalista)

sino solo lo suficiente

para que viva y pueda

seguir trabajando,

pago con el cual

el hombre vuelve a la casa

y le dice a la mujer

aí que vea como hace

para que le alcance

en las tareas de cubrir todos los gastos

de los oficios domésticos.

 

PARA UN MEJOR AMOR

 

El sexo es una categoría política

KATE MILLS

 

Nadie discute que el sexo

es una categoría en el mundo de la pareja:

de ahí la ternura y sus ramas salvajes.

 

Nadie discute que el sexo

es una categoría familiar:

de ahí los hijos,

las noches en común

y los días divididos

(él, buscando el pan en la calle,

en las oficinas o en las fábricas;

ella, en la retaguardia de los oficios domésticos,

en la estrategia y la táctica de la cocina

que permitan sobrevivir en la batalla común

siquiera hasta el fin del mes).

 

Nadie discute que el sexo

es una categoría económica:

basta mencionar la prostitución,

las modas,

las secciones de los diarios que sólo son para ella

o sólo para él.

 

Donde empiezan los líos

es a partir de que una mujer dice

que el sexo es una categoría política.

 

Porque cuando una mujer dice

que el sexo es una categoría política

puede comenzar a dejar de ser mujer en sí

para convertirse en mujer para sí,

construir a la mujer en mujer

a partir en su humanidad

y no de su sexo,

saber que el desodorante mágico con sabor a limón

y el jabón que acaricia voluptuosamente su piel

son fabricados por la misma empresa que fabrica el napalm

saber que las labores propias del hogar

son las labores propias de la clase social a que pertenece ese hogar,

que la diferencia de sexos

brilla mucho mejor en la profunda noche amorosa

cuando se conocen todos esos secretos

que nos mantenían enmascarados y ajenos.

 

A LA POESÍA

 

Agradecido te saludo poesía

porque hoy al encontrarte

(en la vida y en los libros)

ya no eres sólo para el deslumbramiento

gran aderezo de la melancolía.

 

Hoy también puedes mejorarme

ayúdame a servir

en esta larga y dura lucha del pueblo

 

Ahora estás en tu lugar:

no eres ya la alternativa espléndida

que me apartaba de mi propio lugar

 

Y sigues siendo bella

compañera poesía

entre las bellas armas reales que brillan bajo el sol

entre mis manos o sobre mi espalda.

 

Sigues brillando

junto a mi corazón que no te ha traicionado nunca

en las ciudades y los montes de mi país

de mi país que se levanta

desde la pequeñez y el olvido

para finalizar su vieja prehistoria

de dolor y sangre.

 

ARTE POÉTICA 1974

 

Poesía

perdóname por haberte ayudado a comprender

que no estás hecha sólo de palabras.

 

SOBRE EL NEGOCIO BÍBLICO

 

Dice la biblia

que cristo multiplicó para el pueblo

el pan y los peces.

 

Si hizo eso, hizo bien,

y eso lo hace más grande que un gran general

que ganara mil batallas donde murieron millones de pobres.

 

Pero en la actualidad los norteamericanos

para evitar que el pan y los peces se multipliquen

y todo el mundo soporte con resignación

el hambre multiplicada que es parte del gran negocio,

multiplican la producción de biblias

en todos los idiomas que hablamos los pobres

y nos las envían en manos de jóvenes rubios

que han sido minuciosamente adiestrados por sus generales.

 

MANERAS DE MORIR

 

El comandante Ernesto Che Guevara

llamado por los pacifistas

el gran aventurero de la lucha armada

fue y aplicó sus concepciones revolucionarias

a Bolivia.

En la prueba se perdió su vida y la de un puñado de héroes.

 

Los grandes pacifistas de la vía prudente

también probaron sus propias concepciones en Chile:

los muertos pasan ya de 30 mil.

 

Piensen el lector en lo que nos dirían

si pudieran hablarnos de su experiencia

los muertos en nombre de cada concepción.

 

LAS NUEVAS ESCUELAS

 

En la Grecia antigua

Aristóteles enseñaba filosofía a sus discípulos

mientras caminaban por un gran patio.

 

Por eso su escuela se llamaba “de los peripatéticos”.

 

Los poetas combatientes

somos más peripatéticos que aquellos peripatéticos de Aristóteles

porque aprendemos la filosofía y la poesía del pueblo,

mientras caminamos

por las ciudades y las montañas de nuestro país.

 

PROPOSICIÓN

 

La propiedad privada, efectivamente,

más que la propiedad privada

es propiedad privadora.

 

Y la “libre empresa” tiene presa a la Patria.

 

Salvemos a la propiedad

y hagamos libre de verdad a la empresa

convirtiéndolas en propiedad y empresa para todos.

 

De todos los de la patria.

 

EN EL FUTURO

 

Cuando nuestra sociedad sea

básicamente justa

o sea

socialista

en las conversaciones de las cervecerías

a la hora de las confesiones íntimas

más de alguno dirá con la mirada baja

“yo tuve propiedad privada sobre medios de producción”

como cuando hoy decimos

“yo tuve sífilis”

“yo tuve tendencias aberradas en los sexual”.

 

Roque Dalton (El Salvador, 1935-1975) es, sin duda, uno de los intelectuales y revolucionarios más interesantes y audaces del siglo XX en América Latina. Aunque ha sido más conocido por su poesía, sus títulos abarcan todos los géneros literarios, e incluyen: Taberna y otros lugares (poesía, 1969); ¿Revolución en la revolución? Y la crítica de derecha (ensayo, 1970); Miguel Mármol. Los sucesos de 1932 en el Salvador (relato testimonial, 1972); Pobrecito poeta que era yo (novela, 1976), entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: