Descubren mensajes secretos en La Capilla Sixtina de Miguel Ángel

UNA DE LAS OBRAS CUMBRES DE LA HUMANIDAD ENCIERRA MENSAJES ESOTÉRICOS QUE APUNTAN HACIA UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN EN EL CUERPO HUMANO. ES NECESARIO VOLVER A ENTENDER A MIGUEL ANGEL COMO UN PINTOR OCULTISTA.


Una de las obras más reconocidas de la historia de la humanidad parece tener un código secreto justamente en el cuerpo de Dios.

Se cree que la Capilla Sixtina pintada por Michelangelo Buonarroti de 1508 a 1512 refleja lo aprendido por Miguel Angel en su juventud, luego de que empezará a diseccionar cadáveres a los 17 años en los cementerios de la iglesia. Quinientos años después de que las dibujó, se creen haber encontrado sus ilustraciones anatómicas, pintadas en el techo de la Capilla Sixtina, astutamente ocultas de los Papas e incontables estudiosos religiosos, por siglos desapercibidas en su representación de la divinidad. Una especie de nuevo “Código Da Vinci”.

Esto es lo que mantienen los expertos en neuroanatomía Ian Suk y Rafael Tamargo en un artículo publicado en la revista Neurosurgery.

En 1990, el médico Frank Meshberger publicó un artículo en el Journal of the American Medical Association descifrando que dentro de “Dios Creando a Adán” en el panel central del techo había una ilustración anatómica perfecta del cerebro humano seccionado. Meshberger cree que Miguel Angel cubrió a Dios con un manto representando el cerebro humano para sugerir que Dios dotaba a Adán no sólo con la vida sino con la inteligencia suprema.

Años después, los investigadores Suk y Tamargo respaldan esta teoría con nuevos descubrimientos. Ahora en otro panel “La Separación de la Luz de la Oscuridad “, Suk y Tamargo han encontrado que en centro del pecho de dios y formando su garganta se encuentra una representación precisa de una medula espinal y el tallo cerebral humano.

¿Surge un misterio de 500 años, qué quería decir Miguel Angel al construir la caja torácica de Dios a partir del tallo cerebral del hombre? ¿Es sacrilegio u homenaje?

Críticos de arte desde tiempo atrás se han mistificado por las irregularidades anatómicas en el cuello de Dios y la iluminación discordante del panel. Torpezas casi irreconciliables con la maestría de uno los más grandes anatomistas de la humanidad.

Por esta misma razón Suk y Tamargo argumentan que no se trata de un error sino de un mensaje oculto intencional, ya que en ningún otro sitio se observa un error así, menos de tal torpeza.

Según académicos Miguel Angel también resaltó el riñon en otro sitio de la Capilla, ya que éste tenía especial interés para el pintor que sufría de piedras en el riñon.

Empiezan a surgir las teorías sobre el significado de los mensajes ocultos de Miguel Angel, los albores de una nueva exégesis y conspiración. Se dice que tal vez “La Separación de la Luz de la Oscuridad” se refiera a la lucha entre la ciencia y la religión. En el tiempo que Copérnico había sido denunciado por la iglesia por su heliocentrismo. ¿Tal vez Miguel Angel al incluir la anatomía del hombre en el cuerpo divino, hacía referencia al conocimiento del hombre, a la ciencia capaz de estar al nivel del conocimiento religioso, o incluso por encima de éste?

No es un secreto que Miguel Angel y la Iglesia Católica tuvieron sus desavenencias. El artista fue repelido por la opulencia y corrupción de la Iglesia. Dentro de su obra maestra, en sus dos autorretratos, se autorepresenta torturado. Le da su rostro al mártir San Bartolome, y a la cabeza de Holofernes, quien fue seducido por Judith y decapitado.

Aunque devoto, al final de su vida Miguel Angel desarrolló una creencia en el Espiritualismo, condenado por el Papa Pablo IV. El espiritualismo sostiene que el camino a Dios puede ser encontrado no sólo a través de la Iglesia, sino en comunicación directa con Dios. Este Papa interpretó “El Juicio Final” de Miguel Angel como sugiriendo que Jesús y los discípulos se comunicaban directamente con Dios sin necesidad de la Iglesia (¿a través de la glándula pineal, que Miguel Angel resaltó?). La pensión de Miguel Angel fue removida; y el mismo pintor prefirió ser enterrado en Florencia y no en el Vaticano.

El Dr. Douglas Field dice que tal vez el significado de la Capilla Sixtina no es el de Dios dando inteligencia a Adán, sino que la inteligencia y la observación (y el órgano que las hace posibles) llevan, sin la necesidad de la Iglesia, directamente a Dios. Y concluye diciendo que la obra de Miguel Angel combina el arte, la ciencia y la religión como un espejo.

Sin duda este nuevo Código Miguel Angel dará mucho de que hablar. Por un lado toca una fibra evidente y sensible: la Iglesia que detenta celosamente las llaves del cielo y la posible rebeldía divina del hombre que se sabe partícipe de la divinidad, sin necesidad de un interfaz. Arrojando conjeturas: quizás Miguel Angel simbolizara al cerebro humano y sus capacidades coartadas y controladas por el Dios de la Iglesia.

Otra interesante teoría nos ubica en la zona de la glándula pineal (que secreta espíritus, según Descartes), el tercer ojo del hombre incrustado en el cuerpo de Dios (también el ojo de Dios en el hombre, el asiento del alma), que al activarlo “abre las puertas del cielo” y es en tradiciones místicas precisamente lo que lleva al hombre a conocer ver a través de los ojos de Dios. Algo que se refuerza con la imagen de Dios y su legión de ángeles en un manto que tiene la forma de un cerebro, el cual con el dedo de la luz apuntando a Adán, parece ser una glándula pineal hiperprotuberante. Interpretamos que el dedo-divino-pineal tocando neuroeléctricamente a Adán significa que el hombre puede acceder a la divinidad, que habita en el cerebro (que dios al hombre en semejanza) activando la glándula pineal. La hiper glándula pineal asombrosamente se representa de forma similar en el film “From Beyond”, en el que unos científicos buscan estimular la glándula pineal con un aparato llamado “the Resonator”, y al hacerlo hacen que se perciban seres de otra dimensión. Hay que recordar que el mismo Vaticano tiene una estatua gigante de un cono de pino, que podría ser unsímbolo de la glándula pineal, en la Plaza de San Pedro y el Papa en su bastón lleva el mismo símbolo. Claro que  esto es solo una hipótesis, al momento se aceptan todo tipo de interpretaciones.

“Vi un ángel en el mármol y lo esculpí hasta liberarlo”, Michelangelo Buonarroti.

Vía PijamaSurf

Vía Huffington Post

Visita virtual a la Capilla Sixtina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: