En España, se penaliza ejercer de artista después de la jubilación

En España, el artista que ha llegado a su edad de jubilación tiene un grave problema si genera ingresos por su actividad creativa, porque ello conlleva la posible pérdida de su pensión.

Desde 2012, según la normativa aprobada por el PP, el Estado penaliza a los creadores con la ley que impide compatibilizar el cobro de la pensión con ingresos que genere su actividad artística, si la suma de ambos supera al Salario Mínimo Interprofesional

Con la aplicación de esta injusta ley lo único que se consigue es penalizar la actividad intelectual y artística.

En la mayoría de los casos, cuando un artista, escritor o profesor se encuentra en su etapa que más puede aportar a la sociedad por sus conocimientos y experiencia el Estado le penaliza por el mero hecho de jubilarse.

La jubilación es un derecho que ha adquirido a lo largo de su vida laboral y si mantiene su actividad creativa o docente a partir de los 65 años es una opción personal.

Si tiene ingresos extras a su pensión, el Estado lo único que debería hacer es exigirle que abone las retenciones de IRPF marcadas por ley, como en cualquier otro trabajo remunerado.

Hacer lo contrario es cercenar la vida creativa de las personas que, por el solo hecho de llegar a una determinada edad, se les priva de poder tener ingresos por ejercer lo que mejor saben hacer: aportar patrimonio cultural, conocimiento, experiencia y mantener su calidad de vida intelectual y personal.

Resulta curioso que por querer seguir ejerciendo su actividad intelectual al jubilarse, se les penalice con una multa y la retirada de la pensión, mientras que si se tienen ingresos extras por el alquiler de un piso, por ejemplo, no hay ningún problema.

¿PARA CUANDO EL ESTATUTO DEL ARTISTA?  

Los cuatro partidos mayoritarios llevaron la promesa de un Estatuto del Artista en su programa electoral y, en principio, parecían están de acuerdo en que se retire esta ley y se normalice la situación del creador jubilado con su aprobación.

Es lamentable que el Gobierno no haya resuelto de manera urgente la grave situación de estos jubilados que llevan años sumidos en la inseguridad y la preocupación por sanciones que ya han sido impuestas en algunos casos.

Estamos en la Unión Europea pero no en las mismas condiciones que otros países, como pueden ser Francia, Portugal o Alemania, entre otros, que sí tienen resuelta esta situación desde hace años.

En estos países europeos tienen plena compatibilidad ambos ingresos y, con ello, el creador jubilado aporta a las arcas del Estado la recaudación del IRPF por su actividad al margen de la pensión.

En el pasado mes de septiembre estaba previsto el debate en la subcomisión de Cultura del Congreso para la aprobación del ‘Estatuto del Artista, el Autor/Creador y el Trabajador de la Cultura’.

Más de 80 asociaciones, entidades y sindicatos del ámbito de la cultura han consensuado este texto que trata sobre los ámbitos “fiscal, laboral y sindical, la política educativa referente a las enseñanzas artísticas, los derechos de autor y un código de buenas prácticas de la Cultura”.

LA FIGURA  DEL JUBILADO ACTIVO

Como alternativa, desde 2013 está en vigor la figura del pensionista activo, que según la ley, es posible compatibilizar el desarrollo de una actividad por cuenta propia con el cobro del 50% de la jubilación.

Los pensionistas activos tan solo deben cotizar a la Seguridad Social, como trabajador autónomo, un 8% de sus ingresos por las contingencias profesionales y la incapacidad temporal.

En cualquier momento que deseen terminar su actividad laboral, volverán a percibir la pensión de la jubilación integra.

Sin embargo, una gran mayoría de los artistas cobran pensiones alrededor de los 800 euros y tienen sus dudas a la hora de renunciar a la mitad de su pensión sin tener la certeza de que cubrirán esta renuncia económica con los ingresos que generen con su actividad creadora.

Ante esta situación se hace imprescindible la aprobación del Estatuto del Artista para poder compatibilizar ser pensionista y artista de pleno derecho para mejorar sus ingresos.

Ahora el Gobierno del PP, presionado por la oposición, se propone elevar del 50% al 100% el importe de la pensión a percibir por quienes decidan seguir trabajando una vez alcancen la edad de jubilación ordinaria, si se modifica la ley que se está tramitando en el Parlamento.

La aprobación y entrada en vigor del Estatuto del Artista reduciría la carga del sistema de pensiones, al seguir recaudando impuestos y, por otro lado, también permitiría mejorar los ingresos de los artistas después de jubilarse.

Para la plataforma “Seguir creando” es una cuestión de justicia poder compatibilizar pensión y derechos de autor y para conseguirlo realizan un trabajo colectivo con el fin de sacar adelante las batallas que tienen en común todos los sectores de la Cultura.

Confiemos en que estas iniciativas den pronto sus frutos y el creador jubilado pueda seguir aportando cultura a la sociedad sin sobresaltos.

Cualquier duda que tengas pregunta en los comentarios del post. o escribe libremente cual es tu opinión sobre este tema.

¡Hasta la semana próxima!, que espero sorprenderte con un artículo de contenido “inquietante” !¡

Un abrazo

Por Ramón S. Viñas | De Objetivo Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: