Apareció una nueva obra de Banksy en Nueva York

La hizo en la fachada de un edificio que será demolido.


Casi cinco años después de su famosa serie de grafitis en Nueva York, el misterioso artista callejero británico conocido como Banksy —de quien todavía no se conoce la identidad— volvió a intervenir la Gran Manzana.

En la fachada de un edificio que será demolido en el sur de Manhattan apareció una de las imágenes conocidas de Banksy: una rata. En la obra, el roedor aparenta correr dentro de la esfera de un reloj en la pared.

El reloj forma parte del frente de un viejo banco de Greenwich Village.

Dos fotografías de esta obra en la cuenta oficial de Instagram del artista –que tiene más de dos millones de seguidores– confirmarían su autenticidad. El edificio intervenido, de un piso de alto, dejará lugar a otro de trece pisos.

Los medios estadounidenses especularon sobre el posible significado de la rata. Podría apuntar a una “rat race“, lo que literalmente sería una carrera entre ratas, pero en sentido figurativo se refiere a una “rueda de hámster” o una lucha competitiva despiadada. Esta interpretación en línea con una crítica al capitalismo tendría sentido en el caso de Banksy, quien se ha manifestado políticamente de manera frecuente con sus obras.

Además, este jueves se dio a conocer un mural pintado por Banksy en el Bowery de la ciudad de Nueva York. Es unaprotesta por el encarcelamiento de la artista y periodista turca Zehra Dogan, quien fue condenada por pintar la destrucción de una ciudad turca con la bandera del país ondeando sobre escombros.

También en su cuenta de Instagram, Banksy se refirió a estaimpactante obra de 21 metros de largo instalada en la zona de Downtown Manhattan. “Sentenciada a casi tres años de cárcel por pintar una sola imagen. #FREEzehradogan”, escribió en la red social.

En octubre de 2013 Banksy pasó un mes en Nueva York y realizó docenas de obras en distintos lugares de la ciudad. Además, vendió sus obras en un puestito del Central Park. Fue buscado por la policía local, porque en la Gran Manzana estaba prohibido pintar graffitis.

Mucho se especuló sobre la identidad del artista, que hasta ahora no fue confirmada. Según su exmanager, Steve Lazarides, sólo quince personas saben quién es.

Hoy es un artista contemporáneo legitimado por la crítica. Pedazos de pared con grafitis del maestro del “street art” británico fueron subastados en algunos casos por más de 100.000 dólares.

Fuente: Agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: